• Img

    ¿Qué es la equinoterapia?

    La equinoterapia, también conocida como hipoterapia, es un método terapéutico que utiliza el caballo, las técnicas de equitación y las prácticas ecuestres desde una perspectiva interdisciplinaria en las áreas de equitación, salud y educación, buscando la rehabilitación, integración y desarrollo físico, psíquico y social de personas con capacidades diferentes.

    Se trata de una alternativa terapéutica que aprovecha el movimiento multidimensional del caballo para tratar diferentes tipos de afecciones. Es un deporte que se puede usar terapéuticamente como tratamiento médico para pacientes con diversas necesidades.

  • Img

    ¿Cómo se lleva a cabo la equinoterapia?

    El caballo provee una entrada sensorial a través del movimiento variable, rítmico y repetitivo. La respuesta resultante en los músculos y articulaciones del jinete (en este caso, paciente) es semejante a los movimientos humanos de la pelvis cuando camina. La variabilidad de la marcha del caballo posibilita terapéuticamente graduar las sensaciones que recibe el jinete. Esto supone que el paciente no se enfrenta pasivamente al movimiento, sino que se ve obligado a reaccionar frente a una serie de estímulos producidos por la marcha del caballo.

    Es un tratamiento alternativo y, a la vez, complementario a los utilizados habitualmente. Se considera que esta terapia es capaz de conseguir nuevos estímulos complementarios a los logrados con tratamientos tradicionales. Un caballo al paso transmite al jinete 110 impulsos por minuto en una serie de oscilaciones tridimensionales como son avance y retroceso, elevación y descenso, desplazamiento y rotación.

  • Img

    Historia de la equinoterapia

    La utilización de ejercicios ecuestres con finalidades de rehabilitación psicomotora no es un descubrimiento nuevo, como algunos pueden pensar dado el interés reciente surgido por esta práctica. Los primeros registros históricos de la equinoterapia se remontan a la antigua Grecia.

    Hipócrates (458-377 a.C.)

    En su libro Las Dietas, aconsejaba la equitación para "regenerar la salud y preservar el cuerpo humano de muchas dolencias y sobre todo en el tratamiento del insomnio". Además de eso afirmaba que "la equitación practicada al aire libre hace que los músculos mejoren su tono".

    Hospital Ortopédico de Oswentry, Inglaterra

    En 1901 fue fundado el primer hospital ortopédico del mundo, como resultado de la Guerra de los Boers, en África del Sur, para brindar atención al gran número de heridos. Una dama inglesa, voluntaria de aquel hospital, resolvió llevar a sus caballos a fin de quebrar la monotonía del tratamiento de los mutilados. Este es el primer registro de una actividad ecuestre ligada a un hospital.

    Lis Hartel (Dinamarca)

    A los 16 años fue atacada por una forma grave de poliomielitis al punto de no poder durante mucho tiempo trasladarse a no ser en silla de ruedas y luego con muletas. Ella practicaba equitación antes y contrariando a todos, continuó practicándola y ocho años después, en las Olimpíadas de 1952 en Helsinki fue premiada con la medalla de plata en adiestramiento, compitiendo con los mejores jinetes del mundo; el público sólo percibió su estado cuando bajó del caballo para subir al podio y tuvo que valerse de dos bastones canadienses. Esta hazaña fue repetida en las Olimpiadas de Melbourne, en 1956. A partir de este hecho, este ejemplo de autoterapia despertó en la clase médica empírica un interés por el programa de actividades ecuestres como medio terapéutico, tanto, que en 1954 apareció en Noruega el primer equipo interdisciplinario formado por una fisioterapeuta y su novio que era psicólogo e instructor de equitación. En 1956 fue creada la primera estructura asociativa en Inglaterra.

    Historia reciente.

    El príncipe Philip, como Presidente de la Federación Ecuestre Internacional, fue quien propuso que la edición número uno de los JUEGOS ECUESTRES MUNDIALES se realizara con seis disciplinas: Salto de Obstáculos, Dressage, Enganches, Concurso Completo, Vauglting y Endurance en el año de 1990, en la ciudad de Estocolmeo. Suecia.

    Los países participantes aceptaron de inmediato. Posteriormente las ediciones se realizarían cada cuatro años: 1994, en Hague, Holanda; 1998, en Roma, Italia; 2002 en Jerez de la Frontera, España, donde por primera vez se incluyó la disciplina de Reining; 2006, en Aachen, Alemania, y ahora, la siguiente edición se llevará a cabo en Kentucky, Estados Unidos, en el año 2010.

    Estamos a poco más de un año de la celebración de los próximos Juegos Ecuestres Mundiales. La ceremonia inaugural será el 25 de septiembre del 2010 y la de clausura, el 10 de octubre. En esta edición participarán ocho disciplinas: Salto de Obstáculos, Dressage, Concurso Completo, Enganches, Vaulting, Reining, Endurance y PARA DRESSAGE, dando así la posibilidad a personas con capacidades diferentes de competir a nivel mundial.

    Nuestro centro tiene ya 3 años siendo parte del Grupo de Amigos del Adiestramiento y la Equinoterapia el cual ha promovido el adiestramiento para personas con diferentes capacidades a nivel competencia. A partir del 2009, la FEM (Federación Ecuestre Mexicana) ha considerado en su calendario de Competencias del Circuito Metropolitano, las categorías de Para Ecuestres y Especiales, dando cabida en sus competencias tanto a personas de discapacidad física como a personas con discapacidad intelectual.

    Seguimos trabajando por buscar que la equinoterapia llegue a nivel de competencia ecuestre. Contamos ya con los primeros jóvenes que se preparan para este tipo de competencias.

  • Img

    ¿A quién puede beneficiar la equinoterapia?

    La equinoterapia ha demostrado su eficacia en pacientes con múltiples necesidades:

    1. Discapacidades

    Intelectuales

    • • Síndrome de Down
    • • Síndrome de West
    • • Deficiencias mentales


    Personalidades

    • • Autismo
    • • Esquizofrenia
    • • Psicosis
    • • Coraza caracterial


    Sensoriales

    • • Invidentes
    • • Sordos
    • • Mudos


    Motoras

    • • Parálisis cerebral (con mayor éxito bajo la forma de parapesia espástica moderada)
    • • Espina bífida


    2. Padecimientos de diversa índole

    • • Esclerosis Múltiple
    • • Distrofia muscular
    • • Enfermedades neurodegenerativas
    • • Trastornos ortopédicos y traumatismos
    • • Problemas reumatológicos
    • • Anorexia y Bulimia
    • • Problemas de comportamiento
    • • Trauma pos coma
    • • Epilepsia
    • • Asma y alergias
    • • Cuadros psiquiátricos y psicológicos como fobias, disturbios sensoriales, adicciones y estrés.


    Casos en que la equinoterapia está contraindicada En las personas con columna inestable, tumor de columna, luxación de cadera o de primeras vértebras del cuello, vértigo o aprensión y miedo está contraindicado montar a caballo.

  • Img

    Beneficios de la equinoterapia

    En general, con esta terapia se han observado:


    Beneficios físicos:

    Mejora el equilibrio, la movilidad y la postura y regula el tono muscular. No hay máquina que trabaje tantos músculos simultáneamente y, además, si la inventaran, no sería tan divertida como montar a caballo.

    Beneficios neurológicos:

    Al mejorar la postura, el jinete tiene una espina dorsal más eficiente y las instrucciones que manda al cerebro son de mejor calidad. Además, el movimiento de la pelvis para acompañar la cadencia del caballo (alzarla, adelantarla y bajarla) es muy similar al que hacemos al caminar, lo que manda información importante al cerebro para adquirir un adecuado patrón de marcha.

    Beneficios psíquicos:

    Estimula la atención y la concentración. Es fundamental para el aumento de la autoestima y de la seguridad en uno mismo. Además tiene un efecto positivo en las funciones de comunicación y de comportamiento.

    El movimiento del caballo tiene además la gran ventaja de ofrecer una enorme variedad de cadencias, lo que supone la posibilidad, desde el punto de vista terapéutico, de graduar el nivel de sensaciones que el paciente recibe.

    El caballo al trote transmite al jinete un total de 110 movimientos diferentes por minuto, en consecuencia no hay ni un solo músculo ni zona corporal, desde el coxis hasta la cabeza, al que no se transmita un estímulo. Todo ello en conjunto, permite que el jinete sea capaz de experimentar sensaciones que nunca antes ha vivido.

    La equinoterapia supone una actitud activa del jinete, que deberá realizar movimientos para estirarse, relajarse, mejorar la coordinación y el equilibrio. Sin embargo, a diferencia de las terapias convencionales, la equinoterapia es asumida por el jinete como una diversión, lo que influye muy notablemente en la obtención de resultados positivos. Se desarrolla al aire libre, pudiendo disfrutar de cuanto le rodea, no en un lugar cerrado lleno de aparatos que en cierta medida suponen una amenaza. Montar a caballo es una terapia, pero es también una diversión y sólo aprovechando correctamente ambas vertientes se consiguen los mejores resultados.